¿Desde hace cuánto tiempo sientes que “algo no funciona” y que necesitas un cambio profesional o vital?

Programas de Evolución Personal

Online

Coaching Personal

Online o presencial

Constelaciones Sistémicas

Online o Presencial

Counseling Holístico

Online o Presencial

Y si es así: ¿cuántas veces has intentando llevarlo a cabo y, aún así, vuelves al punto de partida sin haber conseguido ese cambio? ¿Cuántos proyectos has abandonado?  ¿cuántos sueños acaso ya has olvidado?

Si has llegado hasta aquí es porque aún no te has resignado...

A que ese cambio tenga lugar porque algo en ti reclama tu atención y te dice que, después de todo, quizá es posible, algo que te impulsa a seguir buscando. Y es que por mucho que te vendan fórmulas y consejos, el generador del cambio no está ahí fuera, nadie externo va a desvelarte lo que buscas. Nadie puede arreglar tus relaciones ni facilitarte una vida más cómoda. Nadie va a liberarte del estrés ni de la preocupación. Nadie puede hacer que te enamores, o te ilusiones o que consigas el trabajo soñado o el éxito.

Si aún sigues leyendo, te diré que...

…yo no te ofrezco una pócima mágica para cambiar tu vida. Te brindaré las herramientas adecuadas para ello,  porque Tú y sólo Tú tienes las respuestas y las soluciones, en ti está ese cambio que buscas en el mundo.

La Paz interior ya vive en ti. Y la Alegría y el Coraje. La Fuerza y la Seguridad. También esas relaciones sanas y la abundancia a la que aspiras. El Amor Infinito y la Inocencia. Tú eres el éxito de tu propia Vida.

Mi  misión es mostrarte el camino para que lo recorras y vayas encontrando lo que buscas. Eso sí,  quiero serte muy sincera: este no es un camino cualquiera. Es un viaje que te lleva de vuelta a tu Ser con todo el potencial que albergas. Por el camino irás descubriendo tus talentos y virtudes, irás recopilando las piezas del motor del cambio. Comprobarás cómo se van transformando tus relaciones. Cómo es posible reconciliarte con tu pasado, disfrutar de tu presente e ilusionarse con el futuro.

Si así lo deseas, te acompañaré durante un tramo del camino, durante el tiempo que necesites para descubrir la fuerza que anida en tu corazón y, con ella, el poder de la transformación. Porque olvidé decírtelo: éste es un camino con corazón. El camino que te invita a descubrir tu esencia, a mutar, a entregar lo que te pesa,  a reconciliarte contigo mism@ y con la vida, a despedir el miedo y dar la bienvenida a lo que te hace fuerte.

Testimonios

Conocí a Marta hace años en un momento difícil en el que por circunstancias de la vida me vi envuelta en una nube gris. Marta me ayudó a entender mis emociones y a aceptarlas. A través de varias técnicas, las cuales ella elige cuidadosamente, confiando en que serán las que mejor me van a venir, Marta consiguió devolverme la esperanza en el futuro y ha sido una pieza instrumental en mi crecimiento personal y profesional desde entonces. Para mí, lo más importante que me ha aportado Marta, además de un apoyo incondicional, son las herramientas que me regala en cada sesión para tomar las riendas de mi vida, para levantarme cada mañana confiando en el universo, pero sobre todo, en mi misma. Gracias, Marta!

Laura Oybin

La experiencia con Marta Montero fue espectacular la 1 vez que fui a consulta estaba en un estado malísimo ,y gracias a ella ahora soy otra persona diferente,veo la vida más feliz y me dan ganas de vivir ,ella es espectacular y con una energía que desprende increíble,le debo mucho a Marta,muchísimas gracias.

Mauro M.

Para empezar conocernos fue maravilloso, a través de una amiga común que, por lo que sea, nos puso aquel día del verano pasado en contacto! Gracias universooooo!

Entonces me sentía en una explosión de sentimientos, habiendo sufrido un pequeño-gran revés, que hizo que,  en el fondo, viera la luz! Así que, gracias universo!

A partir de ahí, y de una explosión interna para que, después de un año se esté reflejando también externamente, he estado trabajando contigo! Gracias universo!

Tú me has hecho ser consciente de mí, de que existo, de que soy y de que sirvo! Ahora, precisamente estoy en la búsqueda de PARA QUÉ, pero creo que lo acabaré sabiendo.

Cada trabajo ha sido maravilloso y ha venido en el momento adecuado, gracias a tu experiencia, sabiduría y ayuda, ya que, saber por dónde ir y qué hacer en cada momento, para ir dando pasitos para poder crecer, sentir, ser y experimentar interior y exteriormente.

Me ha servido y sigue sirviendo para, cada día, darme cuenta de que existo y verme, sentirme segura y poderosa, en ocasiones, que nunca lo había sentido. Mi vida, tal y como la he tenido que vivir y entender, me hace ser una yonki de la responsabilidad, pero estoy aprendiendo a priorizar o, quizá, a decidir qué es más o menos importante y poner números: ésto primero, esto segundo, esto tercero…. Y, la verdad, me serena y hace que sienta más seguridad, porque el caos no lleva a ningún lado y mezclar todo para que todo y todos sean preferentes y estén en el “1”, como que no es posible! Eso quería yo, siempre anteponiendo a los demás, y siempre procurando su máximo bienestar, pero me he dado cuenta que tengo que ser yo el “1” para que después venga el “2”, “3”….. y eso da una plena sensación de satisfacción. Nada es fácil en la vida, y sentirse seguro es muy complicado pero, a través de los trabajos, lo he empezado a sentir: sentirme segura! Y eso que la vida es inseguridad total, precisamente por eso, hay que estar centrado, sereno y seguro para poder ir por buen camino.

Cada día, después de meditar diariamente, en algún momento, para agradecer al universo, maestros, dioses, fuerzas y todo lo que hace que el mundo funcione y nosotros podamos estar aquí, en él, abro los ojos y digo: un nuevo día! Ese es el reto bonito: un nuevo día de amor y alguna satisfacción, ayudar, consolar, apoyar, estar, conceder, ilusionar, agradecer, pedir y dar. En mi caso, la misión es procurar que, los demás estén bien a partir de mi bienestar y, para eso, trabajo. Aprender, tener ilusiones y motivación por descubrir cada día algo nuevo… la vida enseña, nosotros nos enseñamos, Marta me enseña.

GRACIAS UNIVERSO!!!! Gracias Marta!!!!

Silvia Gutierrez

Comencé a trabajar hace ocho meses con Marta por un problema con mi familia de origen por una herencia  probablemente lo arrastraba toda la vida pero desde hacía dos años me estaba generando síntomas de ansiedad, tristeza, apatía y mal humor en mi día a día con sensación de agotamiento porque no dejaba de quitármelo de la cabeza
Con las sesiones estoy aprendiendo del problema a darle solo el espacio y tiempo que merece , manejándolo como si fuera  una oportunidad de superación y aprendiendo de todo de lo que me ha causado.
Constelar me ayudó a dejar de sentirme estancada, cesaron las rumiaciones y me sentí aliviada.
Entre sesión y sesión tenía lecturas, videos recomendados además realizar unos ejercicios que yo los llamo “mágicos”porque me han ayudado a tomar conciencia de lo importante que es para mí  quererme mucho más y a darle espacio al amor. Lo más importante es que han desaparecido los síntomas desagradables de la ansiedad, manejo mejor el estrés de la cotidianidad y lo que yo llamaba mi problema ha pasado a ser una circunstancia más de la que estoy aprendiendo.
Por todo gracias.

A. Mora de Madrid (enfermera)

Acudí a Marta porque tenía problemas de relación de pareja, familia, amigos e hijas. Me sentía muy descentrada y nunca estaba satisfecha, sentía vacío, falta de energía y desmotivación.
Los cambios fueron muy grandes desde el principio. Comencé a valorarme, mejoró mi relación con mi madre y familia, con mi pareja y con mis hijas. Empecé a cuidarme y a no sentirme culpable por ello. Y sobre todo volví a ilusionarme por las cosas. Encontré motivación en la vida.
Ahora me siento motivada, creo firmemente en que si cambio mi mirada todo cambia, y confío en la vida.

Tengo herramientas para los momentos duros y conflictivos. Y siempre tengo a Marta apoyándome cuando me pierdo en el camino. He iniciado un camino hacia el autoconocimiento y la espiritualidad y me fascina.

M.J.N. (Madrid)

Recurrí a Marta para intentar comprender.

Estaba segura de hacerlo todo bien en todos los aspectos de mi vida.

Marta me ayudó a aceptar el miedo, la frustración, la vulnerabilidad, la imperfección.

Ahora percibo que mucho de lo que veo en el prójimo también soy yo misma.

Esto me ayuda cada día a continuar en mi viaje interior.

GRACIAS a Marta y a todas las personas que me acompañan en este proceso.

P.M. (Madrid)

Cuando yo contacté con Marta llevaba un largo tiempo con algo que yo no reconocía como depresión, pero que lo era. Me sentía totalmente parada, inmovilizada, incapaz de dar pasos en mi vida, no me salía trabajo por ningún sitio,  el dinero se había acabado,  gracias a la ayuda de la familia podía seguir adelante, y no veía un futuro de ninguna clase delante de mí. Tenía muchos miedos, y llegó el momento en que tuve que pedir ayuda porque me ahogaba. Así que contacté con Marta y empezamos a trabajar. Estuvimos trabajando, yo creo que casi un año seguido. Teníamos una sesión semanal y yo tenía muchas esperanzas puestas en ese tratamiento porque ya conocía a Marta de antes y me daba mucha confianza su capacidad como terapeuta, como persona, como ser humano y como un ser espiritual

Así que empecé con Marta y con cada sesión notaba los cambios en mí. Descubrí cosas que no conocía de mí o miraba de frente a cosas que sabía que estaban ahí y no las quería ver; y ella me daba no solo esta otra visión de mí, me hacía de espejo, sino que me hacía también ver todas mis fortalezas. Por supuesto, me mandaba deberes para hacer a lo largo de la semana que yo hacía con mucha devoción y mucha fe.

Poco a poco fui levantando cabeza, fui queriéndome más, fui a aceptando mis sombras y con los instrumentos que me daba Marta iba lidiando con el día a día. Algún retroceso tuve claro, porque esto no es siempre hacia arriba o hacia delante. A veces va para atrás, pero se va para atrás para coger carrerilla. En fin después de innumerables sesiones y de innumerables charlas, lo cierto es que mi vida cambió porque yo cambié.  Empecé a caminar de otra manera más empoderada, más segura, más contenta, más fuerte, mejor en definitiva.

      Marta me ha acompañado todos estos años, a veces muy cerca, a veces desde la distancia, en un camino y un proceso mío personal muy duro, muy difícil, de mucho aprendizaje también y sigue siendo para mí el hombro en el que me apoyó cuando veo las cosas negras, la luz que me ayuda a verla de otra forma, la amiga incondicional. Agradezco su paciencia, su sensibilidad, su cariño, su maravillosa luz y su indudable capacidad como profesional. Espero que siga siendo no ya mi terapeuta. porque ojalá  no lo necesite más -eso querrá decir que ella consiguió su propósito-  sino mi queridísima amiga  e inestimable colega.

Mayra Flores

Murcia

Prepara las maletas y llénalas con lo indispensable: tu propósito, voluntad y confianza

Reserva tu primera sesión de descubrimiento gratuita

Este sitio web usa cookies para mejorar la navegación de los usuarios. Entendemos que si continúa visitando nuestra web es porque está de acuerdo con ello